Aquesta pàgina requereix tenir activat el javascript per a funcionar correctament

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant l'anàlisi dels seus hàbits de navegació, així com cookies de complement de xarxes socials. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot canviar la configuració o obtenir més informació aquí.

Tancar
Notícies › Comissió de Relacions amb l'Administració i la Justícia (CRAJ)

Entra en vigor la modificació del Codi Penal

25/11/2004
Entra en vigor la modificació del Codi Penal

Se reforman o introducen 183 artículos del Código Penal, 49 de la Parte General, contenidos en el Libro I "Disposiciones generales sobre los delitos y las faltas, las personas responsables, las penas, medidas de seguridad y demás consecuencias de la infracción penal", y de la Parte Especial, 116 del Libro II "Delitos y sus penas", y 18 del Libro III "Faltas y sus penas".


A grandes trazos, las reformas inciden en los siguientes extremos:


Parte General:


La duración mínima de la pena de prisión pasa de 6 meses a 3 meses.


Se establece en 5 años la duración de la pena que permite distinguir entre la grave de prisión y la menos grave.


Se suprime la pena de arresto de fin de semana, sustituyéndose, según los casos, por prisión de corta duración, trabajos en beneficio de la comunidad o por la de nueva creación denominada localización permanente.



Se crea la pena de localización permanente, a cumplir en domicilio u otro lugar señalado por el tribunal, con una duración máxima de 12 días consecutivos o en fines de semana.



Se potencia la eficacia de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad, aplicándola a un mayor número de delitos y regulando el régimen jurídico de su incumplimiento.



Se amplía la duración de las penas y medidas de seguridad de alejamiento y de no aproximación a la víctima, incluyéndose la previsión de su cumplimiento simultáneo con la de prisión o incluso concluida ésta, para evitar acercamiento en permisos de salida u otros beneficios penitenciarios. Se establecen por separado las tres modalidades existentes. Se establece la posibilidad de suspensión del régimen de visitas, comunicación y estancia de los hijos, así como de comunicación por medios informáticos o telemáticos.



Se amplía la duración máxima de la pena de privación del derecho a la tenencia de armas de 10 a 15 años y se aclara la pena de privación del permiso de conducir vehículos a motor, incluyendo a los ciclomotores.


Se modifica el delito continuado, pudiendo llegar a imponerse la pena en grado superior en su mitad inferior, atendiendo a las circunstancias del delito.


Se excluye de la suspensión de la ejecución de la pena a las penas derivadas del impago de la multa.



Se permite la suspensión de la ejecución a penas de prisión de hasta 5 años para aquellos que hubieran cometido el hecho delictivo a causa de su dependencia de drogas, alcohol o sustancias psicotrópicas.


Se permite la sustitución de las penas de prisión que no excedan de dos años a reos no habituales por multa o por multa y trabajos en beneficio de la comunidad.


Se regula la responsabilidad penal de las personas jurídicas, haciéndolas responsables solidariamente con su administrador del pago de la multa al que éste fuere condenado. En los supuestos de tráfico de drogas, si el delito se ha cometido a través de una sociedad u organización, ésta, además de poder ser clausurada, suspendida su actividad, disuelta o intervenida, podrá ser privada del derecho a obtener beneficios fiscales y ser objeto de comiso sus bienes.



Se extiende el comiso a los bienes, medios o instrumentos con los que se haya preparado el delito, así como a las ganancias provenientes del mismo; se incorpora el comiso por valor equivalente y la posibilidad de acordarlo por el tribunal, incluso cuando no se imponga pena a alguno de los imputados por estar exento de responsabilidad criminal.


Se introducen modificaciones en la pena de multa para su coordinación con la pena de prisión, su adaptación a la verdadera situación económica y familiar del condenado y su imposición atendiendo a la verdadera naturaleza del delito.


Se operan reformas técnicas sobre los conceptos de reo habitual, extinción de responsabilidad criminal, plazos de prescripción de los delitos y la cancelación de los antecedentes penales.


Parte Especial:


Se modifican los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, para impedir la impunidad de determinadas conductas de una especial gravedad.


Se reforman la pornografía infantil, endureciendo las penas, mejorando la técnica de descripción de las conductas e introduciendo el tipo de la posesión para el propio uso de material pornográfico.


Se establece la perseguibilidad de oficio de las injurias y calumnias contra funcionarios cuando sea sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos.


Se introduce una falta de incumplimiento de obligaciones familiares derivadas de los convenios judicialmente aprobados para las conductas de ínfima gravedad, incluyendo cualquier incumplimiento de obligaciones, no sólo aquellas que tengan contenido económico.


En los delitos contra la propiedad intelectual e industrial se agravan las penas, se mejora la técnica de su tipificación y desaparece el requisito de persiguibilidad de previa denuncia de la víctima, pasando a ser perseguibles de oficio.


Se introducen las figuras delictivas relacionadas con el acceso a los servicios de radiodifusión sonora o televisiva o servicios interactivos prestados a distancia por vía electrónica.


Se introducen modificaciones en los delitos contra el medio ambiente.


Se configura como delito el maltrato de animales domésticos cuando la conducta sea grave y se introduce la falta de abandono de animales.


En los delitos contra la salud pública se modifica su descripción y la determinación de los distintos subtipos agravados, aumentando la pena en algunos de estos supuestos.


Se establecen tipos específicos de alteraciones del orden con ocasión de la celebración de eventos o espectáculos con asistencia de un gran número de personas y se prevé la pena de privación del derecho de acudir a eventos de la misma naturaleza.


Se definen y regulan los delitos que permiten coordinar nuestra legislación interna con las competencias de la Corte Penal Internacional.


En las faltas se sustituye la pena de arresto de fin de semana por las de localización permanente, trabajos para la comunidad y prisión de corta duración; y se introducen la ya citada de maltrato de animales, la de perturbación del orden en actos públicos o espectáculos deportivos o culturales y la de determinadas conductas leves contrarias al medio ambiente.


En cuanto al régimen de transitoriedad se establece la aplicación de estas normas a los delitos y faltas cometidos desde el día de la entrada en vigor de esta Ley, sin perjuicio de aplicarlas retroactivamente a hechos anteriores si son más favorables al reo. En todo caso, será oído el reo (DT I). También se prevé la posibilidad de la revisión de las sentencias firmes (DT II, III y IV). Y se regula la aplicación de la norma más favorable a las sentencias no firmes (DT V).

La LO 15/2003, de 25 de noviembre, también reformó artículos de la LECrim. (DF I), de la Ley de Responsabilidad Penal de los Menores (DF II) y de la Ley Hipotecaria (DF III), que ya entraron en vigor el 27 de noviembre de 2003. El resto, la reforma del Código Penal, propiamente dicha, entra en vigor el 1 de octubre de 2004.